Ojos Brujos, la batalla continúa



Estamos muy felices de contarles acerca de nuestro proyecto más reciente.
El proyecto que nos pone en el camino que siempre soñamos andar: el camino independiente. Un camino que nos acerque a la gente despierta y a todo aquello que nos apasiona: los deportes alternativos, las mentes exigentes, la vida en contacto con la naturaleza, los momentos divertidos con amigos.
Tal vez sea el camino más dificil, porque implica una apuesta a futuro de muchas cosas que hoy son seguras y que por el momento resultan inciertas. Pero así somos. Arriesgados, esa es la escencia de los sueños: dejar volar la imaginación hacia un lugar mejor, aunque no existan redes que contengan el salto al vacío.

Ojos Brujos es un emprendimiento que tiene una palabra clave: remeras. Pero al mismo tiempo es la llave de una caja contenedora de muchas otras cosas que se irán descubriendo en su momento. Arte, diseño, estética urbana, naturaleza, mar, montaña, música, cultura rock y varios etcéteras. Poco a poco iremos desplegando las alas embrujadas.

Quién es quien

El staff de Ojos Brujos tiene por ahora tres integrantes.

1) La inspiración: Uma, recientemente llegada al mundo, un año y meses de salvaje efervecencia. Amante de la música, los helados y los perros.

2) La diseñadora: María del Valle, nació en 1971 y recibió durante sus primeros 18 años el influjo poderoso del océano mientras crecía en la ciudad de Mar del Plata. Un día descubrió que sus mejores expresiones las lograba a través de sus manos, así que se concentró en la publicidad, el diseño gráfico, el dibujo y la pintura. Dueña de un talento único y particular que puede comprobarse en sus múltiples obras. Es diseñadora de indumentaria, fue diagramadora de un diario, de una revista, de más de un sitio web y ahora refleja sus influencias en las estampas de las remeras de Ojos brujos. Un lujo que las gerencias no supieron aprovechar. Lástima. Ahora es nuestra!

La defensa en el fondo: Ariel Martínez, también surgido de la generación del '70, un arlequín de las letras, un periodista en desuso. Dejó un trabajo bien remunerado para buscarse la vida en tierras hispánicas. Recorrió las agresivas tierras patagónicas en carreras perdidas de antemano. Edita un blog de contracultura. Piensa en un mundo mejor. No puede vivir sin su hija, ni su mujer, ni sus canciones. Impulsa cada movimiento de Ojos Brujos. Trabaja pacientemente para llevar este proyecto adelante desde su oficina en la Patagonia Norte.

A un paso de alcanzar el 2010, así están las cosas. Pocas manos, poco presupuesto, muchos sueños.
En breve estaremos de vuelta.
No se pierdan.

Ojos Brujos y buenas olas.....
2 Responses
  1. Ariel Says:

    Bien Chiqui. La paciencia es virtud imprescindible en quien quiera conquistar las olas.
    Y ahí vamos.
    Poco a poco.
    Dibujos geniales + Ideas del corazón + Amor + Pasión = EXITO!!
    I love you so much!!
    A.


  2. Ojos Brujos Says:

    Lastima las olas están lejos...uff